Estados Unidos | Selena Gómez |

Selena Gómez responde a sus detractores: "mejor que nunca"

En redes sociales, Selena Gómez decidió no quedarse callada ante mensajes en los que aseguraban que ella estaba "cuesta abajo"

Selena Gómez ha demostrado que sabe poner en su lugar a los usuarios en redes sociales que hacen malos comentarios o lanzan mensajes de odio. La cantante, de 29 años de edad, respondió después de leer el comentario de un usuario en TikTok.

Una captura de pantalla compartida por un fan de la también empresaria fue la evidencia. En ella se advierte que un comentarista dejó el siguiente mensaje después de ver uno de sus videos recientes: "¿Qué le pasa? Parece que va cuesta abajo, pero todos en los comentarios la están animando".

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCbx80EjOUmo%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&access_token=EAAGZAH4sEtVABAAclmyX77WCFbLZCDCLhDLggDYTveqf9OEOtofJISvJEr0K8q3ZC3NNTZCapk260ZC1sLfJY6q0fHrZAoJZApvZCMNPiKvvhSqSYGf4Iu1GZBnMcpFoIwSV9oqJPZCX41ULdMZBLplo0clleucBZA8dbdwi5ZAmBv2p6WDEcuLxz9IVHlEaqytZAzRnsZD
View this post on Instagram

A post shared by Selena Gomez (@selenagomez)

Ante esto, Selena Gómez no perdió tiempo en emitir una respuesta. "Estoy bastante segura de que estoy mejor que nunca", respondió, "¡pero gracias por fingir que te importa!"

Esta no es la primera vez que la intérprete de "Rare" envía mensajes a sus críticos. En un video de TikTok Stories del 10 de abril, la cantante y actriz habló sobre los comentarios que avergüenzan su cuerpo.

"Así que trato de mantenerme delgada, pero fui a Jack in the Box y compré cuatro tacos, tres rollos de huevo, aros de cebolla y un sándwich de pollo picante", dijo. "Pero, sinceramente, no me importa mi peso porque la gente se queja de todos modos: 'Eres demasiado pequeña'. ‘Eres demasiado grande'. ¡Eso no te queda!'. 'Meh meh meh meh'".

Posteriormente, le le recordó a estos trolls, "Perra, soy perfecta como soy". Reproduciendo la canción de Tyga "Rack City" de fondo, ella también pronunció la letra, "Soy una maldita estrella".

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCX9GAL8LjzO%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&access_token=EAAGZAH4sEtVABAAclmyX77WCFbLZCDCLhDLggDYTveqf9OEOtofJISvJEr0K8q3ZC3NNTZCapk260ZC1sLfJY6q0fHrZAoJZApvZCMNPiKvvhSqSYGf4Iu1GZBnMcpFoIwSV9oqJPZCX41ULdMZBLplo0clleucBZA8dbdwi5ZAmBv2p6WDEcuLxz9IVHlEaqytZAzRnsZD
View this post on Instagram

A post shared by Selena Gomez (@selenagomez)

Vale destacar que, en los últimos años, Selena Gómez se ha mantenido alejada de las aplicaciones de redes sociales. Si bien la estrella nominada al Grammy - que tiene 311 millones de seguidores en Instagram y 38,2 millones en TikTok - crea su propio contenido en línea, ella deja que su equipo administre sus contraseñas.

En una entrevista de enero de 2022 con InStyle, la ex Chica Disney recordó una época en la que "Instagram se convirtió en todo mi mundo y era realmente peligroso".

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCXSQTI2jyJ6%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&access_token=EAAGZAH4sEtVABAAclmyX77WCFbLZCDCLhDLggDYTveqf9OEOtofJISvJEr0K8q3ZC3NNTZCapk260ZC1sLfJY6q0fHrZAoJZApvZCMNPiKvvhSqSYGf4Iu1GZBnMcpFoIwSV9oqJPZCX41ULdMZBLplo0clleucBZA8dbdwi5ZAmBv2p6WDEcuLxz9IVHlEaqytZAzRnsZD
View this post on Instagram

A post shared by Selena Gomez (@selenagomez)

"Cuando tenía poco más de 20 años, sentía que no era lo suficientemente bonita", dijo a la revista. "Hubo un período completo en mi vida en el que pensé que necesitaba maquillaje y nunca quería que me vieran sin eso. A medida que me hacía mayor, más evolucionaba y me di cuenta de que necesitaba tomar el control de lo que sentía. Quería poder mirarme en el espejo y sentirme segura de ser quien soy".

"Tomarme un descanso de las redes sociales fue la mejor decisión que he tomado para mi salud mental", apuntó Selena Gómez, quien ha sido una defensora de la salud mental y habló sobre su experiencia. "Creé un sistema en el que todavía no tengo mis contraseñas. Y el odio y las comparaciones innecesarias desaparecieron una vez que dejé mi teléfono. Tendré momentos en los que volverá ese sentimiento extraño, pero ahora tengo una mejor relación conmigo misma".