Lo Ultimo | Robert De Niro | Actor | Millones

¡Quebrado! Robert de Niro está al borde de la bancarrota

A sus 77 años, el legendario actor Robert de Niro tiene graves problemas económicos y estaría al borde de la quiebra.

Robert de Niro nunca imaginó que a sus 77 años podría estar pasando graves problemas económicos que lo tienen casi en la bancarrota.

Además, su divorcio de Grace Hightower le está acarreando diversos problemas y lo hacen estar al borde de la ruina. Precisamente, ha sido durante una audiencia online por la separación cuando su abogada Caroline Krauss ha comunicado la delicada situación por la que pasa el actor.

Robert de Niro 2.jpg

"El señor De Niro tiene 77 años y, aunque ama su oficio, no debería verse obligado a trabajar a este ritmo prodigioso porque ha de hacerlo. ¿Cuándo terminará eso? ¿Cuándo tendrá la oportunidad de quizás no coger todos los proyectos que se le presenten? ¿O no trabajar seis días a la semana durante 12 horas al día simplemente para seguir el ritmo de la sed de la señorita Hightower por Stella McCartney?", apuntó la letrada haciendo referencia a la pasión de su exmujer por la moda.

"De Niro podría enfermar mañana, y la fiesta habrá terminado", añadió la abogada durante el proceso, al cual Robert de Niro entró por teléfono, mientras que Grace Hightower lo hizo por videollamada, tal y como informó Fox News.

Robert de Niro 3.jpg

Sin embargo, Kevin McDonough, abogado de la exmujer del actor, argumentó que, desde que el intérprete solicitó el divorcio, ha estado reduciendo el dinero que ha enviado a su mujer -aunque tenían un acuerdo de que debía pagarle un millón de dólares al año a su expareja-.

"Ganó cinco millones de dólares por actuar en la exitosa película El irlandés; gastó 450.000 dólares en un alquiler de verano en Amagansett en 2019; también gastó 150.000 dólares en unas vacaciones de Acción de Gracias y un millón en sus hijos adultos en 2019 y 2020", apuntó el letrado de Hightower.

Robert de Niro.jpg

Caroline Krauss respondió entonces que De Niro tiene aún que pagar un retraso de varios millones de dólares de impuestos -retraso que comenzó en 2015 por el que debía 6,4 millones-, por los que los beneficios de sus dos próximos proyectos irán destinados a ello. Además, el propio actor ha destacado el efecto negativo que la pandemia ha tenido en sus finanzas.