Estados Unidos | Michael B. Jordan | Michael | actor

Michael B. Jordan podría estar en Black Panter 2

El actor Michael B. Jordan trabajó en la primera película, que protagonizó el fallecido Chadwick Boseman

El actor norteamericano Michael B. Jordan declaró que si lo llegaran a convocar para participar en la segunda parte de la película de Marvel Black Panter, aceptaría sin dudarlo. Está afirmación la hizo durante una entrevista con la revista People: “Construimos una familia. Es algo muy, muy cercano y querido para mí por muchas razones obvias. Tuve un año realmente difícil al perder a alguien cercano a mí (refiriéndose a la muerte del actor Chadwick Boseman, protagonista de la película]. Además agregó que la desaparición física de Chadwick fue algo devastador.

Michael B. Jordan, quien fue elegido como el hombre más sexy de 2020, también expresó: “Estar en ese mundo, en un personaje que me encantó interpretar y trabajar con el guionista y director Ryan Coogler y todo ese equipo, es familia. Construimos una familia allí. Entonces poder estar en ese mundo nuevamente es algo que, creo, siempre estará sobre la mesa de alguna manera”.

Hace dos años el productor de Black Panter Kevin Feige, dijo que los rumores del regreso de Michael B. Jordan, como el villano en forma de flashbacks, eran “pura especulación” porque recién se estaba sentando a delinear la película. Pero los fans de esta historia no pierden la esperanza de volver a ver al actor en la piel de Erik “Killmonger” Stevens.

Por Qué Michael B. Jordan No Fue El Mismo Luego De Pantera Negra

La película Black Panters está basado en el cómic de Marvel de Stan Lee y Jack Kirby de 1966, Pantera negra, fue un éxito irrebatible e incluyó en su elenco, además de Chadwick, a: Kaluuya, Angela Bassett, Lupita Nyong’o, Forest Whitaker, Sterling K. Brown y Danai Gurira.

Coogler y su coguionista, Joe Robert Cole, quisieron darle a Erik “Killmonger” Stevens, el personaje de Michael B. Jordan un background que permitiera comprender sus acciones, con capas de complejidad que habitualmente escasean en los personajes del villano. La preparación del actor, como en cada uno de sus papeles, volvió a pasar por su objetivo de que el personaje sea reconocible. “Cuando tenés un antagonista con el que te puedes vincular o que te recuerda a alguien, logras mayor empatía, por eso tuve que aislarme bastante para incorporar esa soledad que siente Erik. Pasé mucho tiempo con mi cabeza”, finalizó el actor.