Estados Unidos | Mauricio Ochmann |

La tragedia que vivió Mauricio Ochmann en su infancia

El actor Mauricio Ochmann confesó las dificultades emocionales que vivió desde que su madre biológica lo entregó en adopción

La vida del actor mexicano Mauricio Ochmann ha estado marcada por la tragedia. El histrión nació en Washington, pero fue abandonado por su madre, una joven que tenía 15 años de edad cuando lo entregó en adopción.

Durante una entrevista con Yordi Rosado, "El Chema" reveló también que padre tenía 16 años de edad y era español. Lo único que conoce de ambos es que lo concibieron en España durante un romance de verano tras el cual ella llegó a embarazada a Estados Unidos.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCZ2HvXKFVuw%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&access_token=EAAGZAH4sEtVABAKayPlyEpelJYGQqwz9zblXzur3BPPnWYzqYSMmSYA4Ma9OkUQYdoLLHPI5zawM0JSvGACDCEpi3DyA2ZBg9OgHf6NbFdPXZAg3LWVdP7tiOKMgmYC7DIVSCdagO9C81IqKS9O82IUlem3zIHR9448jT5MRwZDZD

El actor, contó que fue adoptado por una pareja que fue seleccionada por una agencia que buscó la mejor familia en un proceso que se inició inclusive antes de que él naciera. "Me tocaba a mí ser mexicano", dijo.

Desde entonces, Mauricio Ochmann ha desarrollado problemas relacionados con sentirse abandonado, aunque asegura que se siente agradecido con su madre biológica, de la cual no sabe el nombre, por no haberlo abortado.

Pero esta no fue la única tragedia en su vida, pues la pareja se divorció a un año de que decidieran adoptarlo. Pese a que él se fue con María, su mamá adoptiva a Querétaro, Guillermo, expareja de ella, solía ir a visitarlo para convivir con él.

Durante una de las visitas de su papá adoptivo, Guillermo le dijo que tenía que dejar de verlo, debido a que su mamá le prohibió verlo. Esto llevó a que Mauricio desarrollara ataques de asma. "Me lo arrebataron. A mí me dolió muchísimo", dijo.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCY__jPBlFte%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&access_token=EAAGZAH4sEtVABAKayPlyEpelJYGQqwz9zblXzur3BPPnWYzqYSMmSYA4Ma9OkUQYdoLLHPI5zawM0JSvGACDCEpi3DyA2ZBg9OgHf6NbFdPXZAg3LWVdP7tiOKMgmYC7DIVSCdagO9C81IqKS9O82IUlem3zIHR9448jT5MRwZDZD

La despedida, contó, se dio en un parque. El único recuerdo que Mauricio Ochmann tiene de esto es que lo abrazó y dejó de verlo por muchos años. En la escuela, dijo, solía usar el nombre de Mauricio Ochmann, a pesar de que su apellido legal era Sánchez. Usar este nombre, destacó, fue parte de una forma de paliar el sufrimiento que vivía y además por la necesidad de buscar su propia identidad.

El abandono que vivió le trajo diversas consecuencias derivadas de que se victimizara por lo que le pasaba. Le costó varios años, pero al final logró comenzar a ser responsable de sí mismo. Mauricio Ochmann se fue de casa a los 16 años de edad, tras vivir una situación de violencia y además por haber sido responsabilizado del cuidado de sus hermanos. A día de hoy, ha perdido el contacto con su madre adoptiva.