Lo Ultimo | Kim Kardashian | Kardashian | David Letterman

Kim Kardashian se quebró al recordar el robo de París

Kim Kardashian fue víctima en 2016 de un traumático y violento atraco en la capital francesa que ahora ha vuelto a rememorar, muy afectada, entre lágrimas.

Cabe destacar que, en el año 2016, Kim Kardashian viajó junto a su hermana mayor Kourtney Kardashian a la semana de la moda en París, por este motivo la artistas empacaron unas joyas de valor en la maleta para asistir al desfile. En este sentido, Kim explicó que la noche del robo, Kourtney salió de su hotel con el único guardaespaldas que tenían y quedó completamente sola en su suite, y alrededor de las tres de la madrugada, según ha recordado la empresaria, comenzó a oír fuertes pisadas en las escaleras.

Kim Kardashian con David Letterman 3.jpg

Aquel ruido la inquietó enseguida. "Supe de inmediato que venían a por mí", narró Kim Kardashian, cuyos funestos presentimientos, como se sabe, se revelaron más que acertados. La banda irrumpió entonces en la habitación, y los hombres agarraron con agresividad a la empresaria, que iba tan solo vestida con una bata.

Asimismo, recordó que alrededor de las 3:00 AM una pandilla de ladrones entraron a su habitación de hotel y le pidieron un lujoso anillo que su esposo Kanye West le había comprado, mientras le apuntaban a la cabeza. Seguidamente pensó: "Está bien, este es el momento en que me violarán, esto va a suceder, solo prepárate. Luego me ataron con esposas cinta adhesiva, me tapó la boca y mis ojos".

Kim Kardashian con David Letterman 2.jpg

Kim Kardashian también confesó que, durante todo aquel episodio, el pánico que sintió ante la idea de que su hermana Kourtney regresara fue constante: "No podía parar de pensar en Kourtney, pensaba: 'Va a volver y me va a encontrar muerta y va a quedarse traumatizada para el resto de su vida'".

Aunque Kim Kardashian salió intacta del suceso, lo cierto es que este le causó una "paranoia" que se alargó durante casi un año, hasta el punto tal de que, como ha reconocido llegó a tener "hasta media docena de guardias de seguridad" permanentemente apostados fuera de su casa de Calabasas.