Estados Unidos | director | Bong Joon-ho | Cine

Director de Parasite trabaja en un film de dibujos animados

Bong Joon-ho el director de la ganadora del Oscar Parasite emprendió ahora un proyecto animado ¿De qué se trata?

El director de cine surcoreano Bong Joon-ho, quien ganó el Oscar por la cinta Parasite, ahora trabaja en una película animada que cuenta la historia de criaturas que habitan las profundidades marinas. De acuerdo a Variety, el nuevo proyecto de Bong será totalmente hablada en coreano y se basará en un guion que el mismo director completó en enero de este año.

La producción de esta nueva película de Bong Joon-ho estará a cargo de 4th Creative Party, productora surcoreana, con la que Bong trabajó en filmes anteriores como “Mother” (2009), “Snowpiercer” (2013) y “Okja” (2017). Adicionalmente la publicación explicó que el director trabaja en otro proyecto ambientado entre Estados Unidos y Gran Bretaña.

La agenda del realizador está especialmente superpoblada después de que hiciera historia con “Parásitos” en los Oscar 2020, donde consiguió llevarse el premio a Mejor Película -algo que nunca había conseguido una cinta no hablada en inglés-, Mejor Dirección, Mejor Guion Original y Mejor Filme Internacional.

Este año también será el presidente del jurado del Festival de Cine de Venecia (entre fines de agosto y comienzos de septiembre), planifica una serie para HBO basada en “Parásitos”, y producirá el filme “Sea Fog”, sobre el drama de la inmigración, que dirigirá Matt Palmer.

Bong Joon Ho wins Best Director

Bong Joon-ho es un director de cine y guionista surcoreano. Entre sus trabajos cinematográficos figuran Parásitos (2019), Memories Of Murder (2003), la película de monstruos The Host (2006) y la película de acción de ciencia ficción Snowpiercer (2013); las dos últimas están entre las películas más taquilleras de todos los tiempos en Corea del Sur. En 2019, su película Parásitos ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes y el Óscar a Mejor Película, en los Premios de la Academia del mismo año, por lo cual se convierte en la primera película de habla no inglesa en ganar la categoría.

En 2017, Metacritic lo clasificó en el puesto 13.º de su lista de los 25 mejores directores de cine del siglo XXI.