Estados Unidos | Bill Gates | Gates | coronavirus

Bill Gates y Georges Soros acusados de crear el coronavirus

Un tribunal en Perú acusó al fundador de Microsoft Bill Gates y a Georges Soros se estar detrás de la pandemia de coronavirus

Un tribunal en Perú acusó, con base en una teoría conspirativa, que el Covid 19 o coronavirus fue creado por George Soros, Bill Gates y la familia Rockefeller, y además agregó que los acusados forman parte de una organización de elites criminal que opera en todo el mundo.

La sala penal de apelaciones de Chincha y Pisco aseguró que la pandemia tuvo un carácter imprevisible para todos los habitantes del mundo, excepto para sus creadores, según se puede leer en el fallo " lo manejaron y siguen direccionando con un secretismo a ultranza dentro de sus entornos y corporaciones mundiales”.

El tribunal colegiado de la Corte Superior de Justicia de Ica, que está conformado por los jueces Luis Leguía, Tony Changaray y Tito Gallegos, trató de excusarse por la demora en atender el recurso de un imputado que pedía que se le anulara su prisión preventiva (provisional), pero cuya solicitud no se había resuelto por la pandemia.

“Ningún Gobierno mundial, personas naturales y jurídicas, ni la defensa del imputado puede sostener que esta pandemia tiene la calidad de ‘previsible’, salvo los creadores del nuevo orden mundial como Bill Gates, Soros, Rockefeller, etc”, aseveró la resolución, difundida en el portal LP Derecho.

Al asegurar que el coronavirus fue “creado por las élites criminales que dominan el mundo”, la Sala Superior Penal de Apelaciones de Chincha y Pisco se hizo eco de una de las tantas teorías conspirativas que brotaron el año pasado a raíz de la pandemia.

Bill Gates sobre el coronavirus: Panorama a nivel mundial y en EE.UU. es más sombrío de lo esperado

En concreto, el documento cita al inversor financiero George Soros, al cofundador de Microsoft Bill Gates y a la multimillonaria familia Rockefeller, a quienes acusa de “manejar” y “seguir direccionando” el virus en el “nuevo orden mundial”.

Tras la aparición del coronavirus se disparó la cantidad de desinformación y, pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó ya en mayo que el virus tenía un origen animal y refutó su creación en un laboratorio, siguieron circulando supuestos orígenes alternativos.